Background Image

Ing. Ernesto E. Galloni

(1906 - 1987)
Imagen principal

Nombre

Ing. Ernesto E. Galloni

Período

1968 – 1972

Especialidad

Física y óptica

Presidente: Ing. Ernesto E. Galloni (1906 - 1987)

El Ing. Ernesto Enrique Galloni nació en la Capital Federal el 5 de marzo de 1906. Cursó sus estudios secundarios en el Colegio Nacional de Profesores "Mariano Acosta" y se graduó como Ingeniero Civil en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires en 1930, iniciando inmediatamente una carrera docente que continuaría durante toda su vida, en paralelo con su carrera como investigador. En 1931 publica en la Revista del Centro de Estudiantes de Ingeniería su primer trabajo ("El método de Wulff para determinar la constante gravitatoria") y es nombrado Jefe de Trabajos Prácticos en 1933, cargo que desempeñaría hasta 1943.

Si bien la Facultad había contado desde su creación con excelentes profesores contratados en Europa, prácticamente no se realizaban trabajos en Física Experimental más allá de los que tenían interés desde el punto de vista de la Ingeniería. Esto habría de cambiar con la llegada del Dr. Enrique Gaviola, que se había doctorado en Alemania y dictó varios cursos y seminarios; a uno de estos asistió el Ing. Galloni, y cuando en l933 el Dr. Gaviola es invitado a dar una conferencia en España, plantea que acepta la invitación siempre que se le otorgue una beca al Ing. Galloni. Esta beca fue otorgada por el Ministerio de Estado Español para estudiar en el Instituto Nacional de Física y Química de Madrid con el Dr. Julio Palacios, un cristalógrafo de prestigio internacional. En 1934 publica con el Dr. Palacios el trabajo "Determinación de la estructura cristalina del yeso" en la revista Anales de la Sociedad Española de Física y Química. El Ing. Galloni fue así el primer sudamericano en determinar una estructura cristalina. Entre l934 y 1940 montó el primer laboratorio de Difracción de Rayos X en el Departamento de Física de la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales. Mientras tanto, seguía publicando trabajos en las revistas del Centro de Estudiantes de Ingeniería ("Contacto de cuerpos elásticos", en l936, y "Repartición de cargas y esfuerzos producidos en cimentaciones directas", en l938) y en la revista Ciencia y Técnica ("Fundamentos de la teoría de la energía potencial elástica", en 1941).

Durante toda su carrera como investigador mantuvo este contacto entre la Física Básica y la Física Aplicada, y también desde sus comienzos mantuvo y fomentó la estrecha relación entre grupos de investigación en Química y Física.

Una vez instalado el Laboratorio de Difracción, construyó en el taller de la Facultad de Ciencias la primera cámara Weissenberg, con los planos que había traído de Madrid, y continuó sus trabajos de investigación en cristalografía, publicando en colaboración con los Dres. J. T. D'Alessio, A. Cairo, J. Raskovan, J. Pugliese, R. H. Busch, y C. R. Haitz (del Laboratorio de Química Inorgánica) una serie de trabajos sobre los óxidos de platino, entre ellos "The crystalline structure of Pt3O4", incluido en el Journal of Chemical Physics, en 1941; el primer trabajo de cristalografía realizado en el país y publicado en una revista internacional de primer nivel.

Paralelamente continuaba su carrera docente: fue nombrado Profesor Titular (1945-1947) y Profesor para cursos de post-grado (1943-1947) en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, Profesor Titular en la Escuela Superior Técnica del Ejército (1935-1964) y Profesor en la Escuela Naval Militar (1937-1947). Fue durante este período que escribió los libros de Física que serían la guía de estudio de varias generaciones de estudiantes secundarios y universitarios. Sus dos volúmenes de "Física Elemental" escritos en colaboración con J. S. Fernández fueron publicados en 1939; "Trabajos Prácticos de Física", escrito con el mismo colaborador, se publicó en 1943; "Texto Elemental de Físico-Química", escrito en colaboración con el Dr. R. H. Busch, se publicó en 1952.

Fue uno de los primeros investigadores de la Comisión Nacional de Energía Atómica, dirigiendo, desde 1952, distintos grupos de Física Experimental. Fue responsable de la instalación y puesta en funcionamiento del sincrociclotrón, cuya inauguración tuvo lugar en 1954. Este acelerador funcionó durante más de 25 años y alrededor de esta máquina se nucleó la mayor parte de la física nuclear desarrollada en el país. Fundó el Laboratorio de Microscopía Electrónica, donde por primera vez en el país se hizo difracción de electrones y se estudiaron por microscopía electrónica de transmisión materiales muy diversos. Fiel a su convicción de que la investigación básica y la aplicada debían estar estrechamente relacionadas, se iniciaron los servicios a diferentes industrias, lo que se continúa haciendo cincuenta años después. En 1954, el Ing. Galloni fue nombrado Jefe del Departamento de Física y en 1955 Presidente del Consejo Científico.

Al desdoblarse en 1952 la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales en Facultad de Ingeniería y Facultad de Ciencias Exactas y Naturales, pasó a integrar el claustro de profesores de la primera: Fue Profesor Titular hasta l961, Titular Plenario entre 1961 y 1972, y Director del Departamento de Física entre 1967 y 1972 y desde 1976 hasta 1980. En 1964 se efectuaron por primera vez los Coloquios de Física en la Facultad de Ingeniería, en los que participó activamente; en esta ocasión se constituyeron diferentes grupos de trabajo, siendo el Ing. Galloni fundador y director del grupo de Difracción de electrones en el que trabajó hasta mediados de la década del 80, en colaboración con el Dr. F. P. Diodati y las Dras. R. Schapsis de Zimmerman, M. Surasky y E. Duhalde. Su trabajo estaba centrado en el estudio de películas metálicas epitaxiales por difracción de electrones, publicando entre otros el trabajo "Double diffraction in epitaxially ground nickel polycrystalline films" en la revista Physics Status Solidi, en 1968, en colaboración con la Dra. Zimmerman. Fue Decano sustituto de la Facultad de Ingeniería entre 1976 y 1979 y Vicedecano entre 1980 y 1981.

En los tres ámbitos en los que desarrolló su tarea como docente y como investigador formó los primeros cristalógrafos del país: En la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales, en la cátedra de Química Inorgánica del Dr. R. Busch, se formaron los cristalógrafos L. Beca y M. Amzel (hoy investigador en cristalografía de proteínas del Instituto John Hopkins, en Estados Unidos); en la Facultad de Ingeniería, el Ing. Victorio Luzzatti, que sería un destacado cristalógrafo en Francia, y la Dra. Zimmerman; y en la Comisión Nacional de Energía Atómica, la Dra. M. E. Jiménez de Abeledo y quien suscribe esta nota de homenaje al Ing. Galloni. Publicó en colaboración con estas investigadoras una serie de trabajos sobre la composición de arcillas argentinas y sobre la cristalografía de compuestos de uranio y del bromostannato de potasio y sus modificaciones con la temperatura. Un ejemplo es el trabajo "Thermal behaviour of potassium bromostannate", publicado en la revista Zeits. F. Krist., en 1962.

Además de los cursos de cristalografía que dictó tanto en la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales como en la Facultad de Ingeniería y en la Comisión Nacional de Energía Atómica, dictó un curso en la Universidad Nacional de la Plata, en 1962, y otro sobre Física del Estado Sólido en la Universidad Nacional de Córdoba, en 1963. En el exterior dictó un curso sobre determinación de estructuras cristalinas mediante rayos X (Montevideo, 1952) y otro sobre cristalofísica en la Universidad Autónoma de Madrid, en 1978. Fue además Profesor Invitado del Curso Latinoamericano de Cristalografía, organizado por la Universidad de Chile y la UNESCO, en 1959.

Fue nombrado Académico Titular de la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales en 1950, Vicepresidente desde l958 a 1969 y Presidente desde 1969 y 1972. En este último año, faltando dos años para cumplirse el centenario de la Academia, propuso escribir la historia de esta institución, lo que hizo en colaboración con los académicos Dr. L. A. Santaló y Dr. V. Deulofeu. También el Ing. Galloni tomaba parte en las actividades de la Academia que había organizado el entonces presidente Dr. A. Sánchez Díaz para expandir la acción de la entidad en el interior del país. Así, cada dos años, alrededor de 1960, un pequeño grupo de académicos visitaba centros de investigación del interior. En una de esas excursiones por San Juan, Mendoza y San Luis participaron el presidente de la Academia, Dr. Sánchez Díaz, el Dr. P. Cattaneo, como químico, y el Ing. Galloni, como físico, quien dio una charla sobre la energía atómica en la Argentina y la importancia de lo que estaba haciendo la Comisión Nacional de Energía Atómica en esa época. Otro aspecto de su trabajo en la Academia fue formar parte activa del grupo que se había formado con el Dr. B. A. Houssay, el Dr. E. Braun Menéndez y el Dr. Sánchez Díaz, para fijar los reglamentos y objetivos de la investigación en la Argentina que se concretó posteriormente en la creación del CONICET (Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas).

En 1958 fue uno de los fundadores del Comité Nacional de Cristalografía (que en 1972 cambió su nombre por el de Comité Argentino de Cristalografía) y en 1960, a instancias del Dr. Houssay, solicitó la adhesión del CONICET a la International Union of Crystallography, solicitud que fue aceptada en la Quinta Asamblea de la Union Internacional, en agosto de 1960, permitiendo así tener acceso a la información de la mayor parte de las actividades que se realizaban sobre temas muy variados de cristalografía en el resto del mundo.

Su trabajo fue reconocido también fuera de Buenos Aires, siendo nombrado Académico Correspondiente de la Academia Nacional de Ciencias de Córdoba (1961) y Titular (1971), Miembro Honorario de la Sociedad Brasilera de Cristalografía (1975), y Académico Corresponsal Extranjero de la Real Academia de Ciencias de Madrid (1961). Su relación con España se mantuvo a lo largo de su vida y fue uno de los fundadores, en 1960, del Grupo Iberoamericano de Cristalografía, siendo elegido Presidente Honorario Vitalicio del Grupo.

Su interés por la lengua española lo llevó a formar parte, junto con el Dr. Santaló, de la Comisión de Terminología Científica, poniéndose en contacto la Academia Nacional de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de Buenos Aires con su homónima de Madrid y con la Academia de Letras de la Universidad de Buenos Aires; esta actividad, que continuó realizando hasta su fallecimiento, dió lugar a un volumen que fue publicado por la Academia de Madrid.

Su actividad como docente y como investigador se prolongó hasta poco antes de su muerte, acaecida en 1987. En 1984 invitó al Ing. E. Quel a acompañarlo en la escritura de un texto de óptica para universitarios, reuniéndose los sábados por la mañana en la biblioteca de la casa del Ing. Galloni, intercambiando manuscritos y comentarios sobre lo que cada uno había elaborado. Cumplió 80 años cuando completaron los manuscritos, y a fines de l986 fueron entregados a la imprenta.

El Ing. Galloni publicó más de cuarenta trabajos de investigación y realizó numerosas presentaciones a congresos nacionales e internacionales, además de publicaciones didácticas y de carácter científico general. Dirigió 12 trabajos de tesis, solo y en colaboración, en la Facultad de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales de la Universidad de Buenos Aires y uno en la Facultad de Ciencias Exactas de la Universidad Nacional de La Plata.

En 1970 fue premiado por la Asociación Dante Alighieri como reconocimiento por la labor de acercamiento cultural argentino-italiano y por la Fundación Rotary -Laurel de Plata- por la labor desarrollada en Física; en 1972 recibió el premio Bernardo Houssay, entregado por la Universidad Nacional del Sur, por su trabajo en ciencias tecnológicas, y en 1981 el Centro Argentino de Ingenieros le otorgó el premio La Ingeniería.

Todos aquellos que tuvieron el privilegio y el placer de trabajar con él lo han recordado como un hombre de gran personalidad, uno de los pioneros de la física en nuestro país, exigente e incansable en el trabajo, justo en sus evaluaciones, veraz en sus trabajos de investigación y de una continua y firme actividad. Fue una gran persona y un gran maestro.

Dra. María A. Rodríguez de Benyacar

Dr. Victor Ramos

(2020 - 2022)

Dr. Roberto Williams

(2016 - 2020)

Dr. Roberto L. O. Cignoli

(2012 - 2016)

Dr. Eduardo H. Charreau

(2008 - 2012)

Dr. Alejandro J. Arvia

(2004 - 2008)

Ing. Arturo J. Bignoli

(2002 - 2004)

Dr. Eduardo G. Gros

(1998 - 2002)

Dr. Mario A. J. Mariscotti

(1994 - 1998)

Dr. Ing. Oreste Moretto

(1988 - 1992)

Dr. Andrés O. M. Stoppani

(1984 a 1988 y 1992 a 1994)