Background Image
Imagen principal

La doctora Paula Casati estudia los efectos de la radiación ultravioleta sobre las plantas, línea de investigación que la llevó a transformarse en un referente de la ciencia en su país. Al igual que su madre, encontró en la ciencia una forma de vida.

Nacida en 1971, en Rosario, provincia de Santa Fe, Argentina, casada, con una hija de nombre Lara, Paula cuenta que sus padres, ambos bioquímicos, resultaron vitales a la hora de elegir su estilo de vida. Su madre, por ejemplo, que eligió seguir una carrera científica para dedicarse de lleno a la investigación, fue quien la inspiró profundamente sobre el amino a seguir. “Desde chica recuerdo visitar su laboratorio lleno de ratas –ella trabajaba en la Cátedra de Fisiología, primero, y luego en la de Farmacología–. Además, me acuerdo de muchos fines de semana que pasábamos con el mayor de mis hermanos y mi papá en cines, parques y teatros, ya que mi mamá se encerraba en nuestra casa a escribir su tesis de doctorado, que en ese entonces se escribía a máquina. Por suerte, mi mamá recibía mucha ayuda de mi papá y de su mamá –mi abuela Lula–, así que nos dejaba todo listo en la mañana (almuerzo, cosas para la escuela y otras actividades, etcétera) y recién la volvíamos a ver en la tarde cuando volvía del laboratorio”.

Paula no sabe si fue por ver a su madre siempre tan ocupada, pero desde niña siempre sospechó que iba a dedicarse a otras actividades profesionales, como abogada o profesora de Educación Física, hasta que en tercer año de secundaria tuvo una profesora de Biología que la introdujo al mundo de los genes, la herencia y los principios básicos de la Biología Molecular.
Esto hizo que cambiara totalmente de opinión y se decidiera a estudiar la licenciatura en Biotecnología en la misma facultad donde estudiaron sus padres.

“Una vez en la universidad, creo que nunca dudé que lo que realmente me gustaba era la investigación, y me parece que los años de ver a mi mamá y su esfuerzo en el trabajo hicieron su efecto, pues ella siempre fue mi modelo a seguir, y aunque lamentablemente nunca se lo dije de manera directa, estoy segura que siempre lo supo”, dice la doctora Casati.
Con respecto a la experiencia que ha tenido como mujer dentro del ámbito de la investigación científica, opina que como su primera inspiración en la ciencia fue su mamá, quien estuvo siempre en un medio lleno de hombres y pudo salir adelante, tener su grupo independiente de investigación, ser jefa de una cátedra docente y decana de su facultad, siempre supo que con esfuerzo todo es posible. Su directora de posdoctorado también es una mujer muy exitosa en el campo de la ciencia y la investigación.

Reconoce que hoy día, en pleno siglo XXI, aún existe algún tipo de obstáculo para la mujer que decide dedicar su vida a la ciencia. “Como todos sabemos, todavía muchos de los altos cargos siguen ocupados principalmente por hombres”. Sin embargo, recomienda a las jóvenes interesadas en desarrollar una carrera científica que se esfuercen en ello. “Creo que tratar de ser una científica exitosa y a la vez tener una familia es difícil, pero se puede cumplir si se tienen ganas”.

Dra. Julia Etulain

Jóven científica Argentina premiada

Dra. Laura Giojalas

Biología emprendedora

Dra. Manuela Busaniche

La danza de los números

Dra. Eleonora Carol

Pensando el agua

Dra. Paula Casati

Entrevista